Cristina Mateo gana el Concurso Nacional de Clarinete de Villanueva del Arzobispo

 Cristina Mateo Sáez, la joven clarinetista almeriense de 16 años, ha obtenido el PRIMER PREMIO de la II edición del concurso Nacional de clarinete ciudad de Villanueva del Arzobispo (Jaén). El Concurso Nacional de clarinete es uno de los concursos más importantes a nivel de España, participando en él anualmente instrumentistas de todas las provincias españolas. Entre los dí­as 27 y 29 del mes de Abril se ha celebrado su II edición, en la que Cristina Mateo Sáez participó en la 1ª Categorí­a; modalidad en la que pueden participar jóvenes que no superen los 18 años. El concurso de este año tuvo una alta representación así­ como un gran nivel, participando un total de 7 clarinetistas en dicha categorí­a. Cristina Mateo fue uno de las candidatas seleccionadas para la gran final, que se celebró el pasado dí­a 27 de Abril en el edificio emblemático de Villanueva (Circulo Mercantil de dicha Ciudad). En la final y después de interpretar las dos obras obligadas, de un gran nivel, (Phantasiestucke de Gade y Solo de Concurso de Messaguer), fue premiada con el primer premio. Los miembros del tribunal felicitaron a Cristina por su calidad sonora, brillante interpretación así­ como por su madurez en el escenario. Cabe destacar la brillante trayectoria artí­stica de Cristina Mateo Sáez a pesar de su corta edad, habiendo ganado varios concursos como el Concurso provincial de Música de Cámara de Almerí­a, Concurso de Jóvenes Intérpretes Ciudad de Almerí­a, Concurso nacional ADEC de Jóvenes Clarinetistas, con tan sólo 12 años de edad, Primer premio en el concurso nacional de Villena (Alicante)»¦ Cristina Mateo es miembro de la Banda de Música de la Asociación Cultural Ní­jar, así­ como de la platilla de la Orquesta Joven de Andalucí­a . En la actualidad se encuentra estudiando 6º de Enseñanzas Profesionales de Clarinete en el Real Conservatorio Profesional de Música de Almerí­a, compaginando sus estudios con los estudios magistrales en la Fundación Barenboim-Said en Sevilla.